Traducción

1. Jurídica: certificados, contratos, demandas, copyright, Derecho Civil, Derecho Mercantil, Derecho de Sociedades, diplomas, estatutos, impuestos, marcas, poderes, documentos laborales, mediaciones, así como todo tipo de escritos que corresponden a la actividad cotidiana de los despachos jurídicos, etc.

El reto jurídico: dejando de lado los desafíos del orden cultural, lingüístico y terminológico, para los que el traductor debe encontrar una solución; el traductor que se enfrenta a un texto jurídico, se enfrenta también a problemas específicos que hacen nuestra profesión todavía más interesante y exigente. El principal reto radica en el hecho de que no existe a menudo equivalencia entre los términos o conceptos jurídicos de los idiomas de origen y destino. Además, las instituciones jurídicas, las legislaciones y los procedimientos judiciales difieren como norma, de un país a otro. El traductor deberá por lo tanto, olvidarse de las traducciones literales y encontrar el verdadero matiz del concepto en el idioma de destino. Esta precisión y encaje terminológico es de vital importancia para la traducción. Nadie mejor que abogados que manejan los dos idiomas para llevar a cabo este proyecto.

2. Financiera y comercial: banca, comercio, contabilidad, balances, mercado de capitales, bolsa, economía general, management, recursos humanos, márketing, publicidad, catálogos, seguros, ventas, etc.

3. General: notas de prensa, artículos, libros, documentos, currículums, certificados, etc.

4. Páginas Web: Con la fortísima implantación de la era tecnológica moderna hasta la más pequeña de las empresas o empresarios individuales, puede «internacionalizarse» con eficacia. Tenga en cuenta, que existen muchos países en el mundo, y que existen numerosos rincones geográficos que pueden convertirse en lugares potencialmente atractivos para su página web.

Cualquier sector sin explotar es potencialmente un mercado emergente. Puede tratarse de un sector social en el seno de su mercado nacional, o bien cualquiera de los numerosos países del mundo; imagine llegar con fluidez a America Latina, Estados Unidos, España, África, etc.